El agua, la cómplice de Lidija Lijić

El agua, la cómplice de Lidija Lijić
17 de enero de 2020
El agua, la cómplice de Lidija Lijić

Una fascinación imparable

 

"Me crié en Split y, cada vez que contemplaba el mar, lo único que deseaba era zambullirme en él y explorar sus abismos", recuerda pensativa Lidija Lijić. Cuando de pequeña descubrió el placer de admirar los corales y los peces con su máscara y tubo de buceo, ya era consciente de que su fascinación por el mar se convertiría en su profesión. Actualmente, Lidija es campeona del mundo de buceo libre con el impresionante logro de permanecer bajo el agua durante 5 minutos y 43 segundos.

"Batí mi primer récord del mundo de buceo libre en un mar cálido de Turquía, rodeada de tortugas... Me adentré en lo desconocido, tenía mucho miedo e incertidumbre, pero pude conseguirlo. Fue un momento inolvidable". Es un récord que incluye muchos otros, ya que ha ganado numerosas medallas de oro en el Freediving World Championship, ostenta un récord Guinness de apnea bajo el hielo y estableció otro récord del mundo de buceo libre en el Himalaya...

Sin embargo, llegar a lo más alto no es tan sencillo.

"Es un compromiso a largo plazo que requiere un entrenamiento duro y constante y mucho más, ya que también tienes que trabajar tu fuerza mental. Autocontrol, concentración, seguridad... El buceo libre es un deporte peligroso que requiere un gran aplomo", afirma la deportista.

Una marca perfectamente alineada con sus valores

 

"Me puse en contacto con Maurice Lacroix porque descubrí que compartimos valores comunes. Mi disciplina es menos glamurosa que otras y pocos son nominados. Me gusta el hecho de que esta marca crea en las personas. Me siento identificada con el eslogan de Maurice Lacroix, ‘El éxito es un camino, no un destino’. Necesito un aliado que me entienda y me apoye en mis logros, alguien que me vaya a respaldar tanto en mis éxitos como en mis derrotas". Al mismo tiempo que la atleta pretende conseguir más victorias debajo del agua, asume otros retos deportivos, como volar (tiene licencia de piloto) y hacer alpinismo.

Durante su visita a la Manufactura en Saignelégier, su determinación y su insaciable curiosidad impresionaron a Stéphane Waser, director general de la marca: "¡Lidija es una mujer con una trayectoria muy precisa y ambiciosa! No tiene miedo a nada y está continuamente superándose a sí misma. Nos encanta su actitud, ya que en Maurice Lacroix creemos que los únicos límites son aquellos que nosotros nos fijamos. ¡Estamos encantados de formar parte de su aventura!"

Además, los movimientos y las complicaciones le fascinaron al instante: "Debido a mi formación en ingeniería, me gusta entender cómo funcionan las cosas, y me interesó mucho descubrir cómo se fabrican los relojes y sus matices. También me enamoré de los relojes esqueletizados de la marca. ¡Observar las partes móviles del mecanismo es fascinante!". Igual de atraída por los relojes de buceo de la gama AIKON que por los modelos de la colección Eliros, Lidija pudo encontrar una línea completa de relojes realizados para cada momento de su vida: "Ya sea por su aspecto deportivo, su elegancia o su diseño... Ya sé en qué situaciones voy a llevar cada uno de ellos. Me encanta el hecho de que estos relojes suizos de lujo tengan precios accesibles. Son relojes realizados para gente normal y no solo para un grupo de élite".

La submarinista, que viaja a masas de agua de todo el mundo, continúa su andadura en 2020 con distintos retos para los que se prepara con impaciencia: "Ahora puedo contar con el apoyo de un aliado que me recordará cuánto tiempo me queda", comenta.

Últimas novedades

Conozca las últimas novedades de Maurice Lacroix

© Maurice Lacroix. Todos los derechos reservados