Pontos celebra su 20.o aniversario

Pontos celebra su 20.o aniversario
26 de agosto de 2020
Pontos celebra su 20.o aniversario

La serie PONTOS, lanzada en el año 2000, recobra su protagonismo para celebrar con la máxima dignidad su vigésimo aniversario. Para esta ocasión, la colección se enriquece con diferentes piezas de gran trascendencia. En primer lugar, la serie limitada PONTOS Chronograph Monopusher de estilo clásico, seguida de dos nuevas versiones de cronógrafo automático y del modelo Day-Date. Estas cinco novedades, inspiradas en un estilo contemporáneo y elegante, están firmadas con el diseño de Maurice Lacroix. Los detalles, los acabados, los contrastes, la tensión de las líneas, todo en PONTOS celebra una relojería cuyo refinamiento destaca, pero sin mostrarse.

Desde sus inicios, el estilo de esta colección se refleja a través de sus líneas y su caja. Este estilo contemporáneo respeta los códigos de la relojería tradicional, elegante sin ser formal, refinado sin depender de un diseño artificioso. Una búsqueda de lo atemporal alejada de las costumbres y la facilidad. PONTOS expresa toda su personalidad a través de su caja redonda y rica en detalles. Los elementos a una parte y otra de la corona cobran especial protagonismo, para protegerla mientras crean una ligera asimetría. Esta protección toma la forma de los pulsadores en el caso de los PONTOS Chronograph.

El bisel liso está ligeramente inclinado, con un fino satinado y con la superficie pulida. La corona está tallada y con muescas en forma de espiral, para inscribir a PONTOS en el estilo contemporáneo que continúa siendo la marca innegable del diseño Maurice Lacroix. Las asas dobles presentan una forma pronunciada de pico de águila, con un primer nivel satinado y un segundo, exterior y más abajo, pulido.

Este juego de acabados que alternan entre mate y brillante realza el perfil de una caja que es el nexo de la colección PONTOS y que se alberga ahora en tres modelos. El primero es el PONTOS Chronograph Monopusher, lanzado en una serie limitada para celebrar los 20 años de la colección. El segundo es una nueva ejecución del cronógrafo automático de acero, el PONTOS Chronograph. El tercero es una nueva extensión del modelo Day-Date, disponible en una versión excepcional de bronce y esfera verde o de acero con esfera plateada.

LA NOBLEZA DE UNA COMPLICACIÓN CLÁSICA

El PONTOS Chronograph Monopusher es una serie limitada de 500 ejemplares que presenta un juego de efectos y un nivel de profundidad insospechado a primera vista. El calibre de cronógrafo automático con monopulsador ML166 se utiliza como una alusión histórica al desarrollo de las complicaciones, además de la ventaja estética que ofrece. Gracias al pulsador único, crea una asimetría y una ruptura de códigos con respecto a lo que podríamos generalmente esperar de la imagen de un cronógrafo.

Nada en el PONTOS Chronograph Monopusher es verdaderamente clásico. Su dimensión, 41 mm, es perfectamente contemporánea. Al igual que el tratamiento reservado a su acero. Maurice Lacroix lo recubre con la tecnología PVD, para garantizar una negrura total y duradera, junto a una resistencia a la abrasión y a las rayaduras, pero, sobre todo, para que luzca con un aspecto impecable. La esfera degradada, de borde negro, se ilumina gradualmente a medida que la mirada se acerca al centro, en el que adquiere un gris medio. A medio camino, surgen el telémetro y el taquímetro, uno rojo y otro azul.

Estas dos escalas de lectura cruzan la ruta de los contadores de minutos del cronógrafo y del segundero pequeño, para crear un motivo complejo apreciado por los aficionados a la relojería tradicional. Los mismos que revelarán los acabados del movimiento, perlado y «Côtes de Genève», masa oscilante con cepillado soleil con acabado Côtes de Genève, visibles a través de un fondo de zafiro transparente.

LA MODERNIDAD DE UN CRONÓGRAFO ATEMPORAL

Se revelan dos versiones de PONTOS Chronograph, que aúnan el estilo moderno y el atemporal. En la caja PONTOS de acero, con un diámetro de 43 mm, el calibre del cronógrafo de cuerda automática ML112 ofrece otra dimensión a PONTOS. La esfera está disponible en versión blanca lacada o gris con cepillado soleil, con los índices horarios en forma de números arábigos aplicados por primera vez.

Los PONTOS Chronograph se basan en un equilibrio de colores que se aleja de lo convencional y que, en realidad, representa un estilo habitual de Maurice Lacroix. De este modo, la esfera blanca juega con los contrastes con un tono azul vivo, y la esfera gris con aplicaciones de oro amarillo. Estos tonos, estas texturas, la tipografía redonda y flexible de los números arábigos crean una dinámica de diseño contundente, un estilo contemporáneo, elegante y deportivo que está en el corazón de la identidad de los PONTOS Chronograph.

Estos tonos se retoman en las agujas parcialmente esqueletizadas y los contadores a las 6 y a las 12 horas, que forman parte de la lectura de los indicadores del cronógrafo. Los PONTOS Chronograph se presentan con una correa de piel de becerro azul con la M, el logotipo de Maurice Lacroix, completada con un brazalete de acero de tres eslabones. Este retoma los acabados de la caja, alternancia entre satinados y pulidos que realzan los contornos.

Por último, el fondo de los PONTOS Chronograph lucen un grabado que los inscriben en los veinte años de la colección.

LA RIQUEZA DE DETALLES DE UNA ESFERA

El PONTOS Day-Date, primer modelo de la gama PONTOS, desde 2017, en haber sido rediseñado, recibe dos nuevas ejecuciones. Pero los detalles de diseño de este modelo de 41 mm permanecen intactos: índices triangulares, minutero enmarcado, cortes en la esfera a las 6 y a las 12 horas que realzan respectivamente la fecha y el día, y agujas ligeramente trapezoidales de diseño minucioso.

El efecto que producen estos elementos geométricos, ordenados de forma ingeniosa en las esferas con acabados favorecedores, revelan una modernidad apropiada. Capaz de trascender el tiempo, otorga a los Pontos Day-Date una auténtica atemporalidad.

Sobre esta base, Maurice Lacroix presenta una versión con la caja de bronce y la esfera verde, en una serie no limitada. El tono de las agujas tratadas con PVD de oro rosa y de la caja de bronce se refleja en los índices rodiados, cuyas facetas cambian de color con el movimiento. Este juego de reflejos se ve realzado por el tono verde botella de la esfera, que concede al modelo un estilo retrocontemporáneo.

Al mismo tiempo, el PONTOS Day-Date presenta una esfera plateada y con cepillado soleil, de una sobriedad perfecta y que resalta el logotipo aplicado, las agujas y los índices de color oro rosa. El PONTOS Day-Date, con un brazalete de acero de tres eslabones o una correa de piel de becerro negro mate, se revela con la dimensión más elegante, al tiempo que mantiene su personalidad y su toque moderno.

INSCRITO EN SU TIEMPO

PONTOS no es, por consiguiente, una paradoja. Veinte años después de su lanzamiento, la colección aumenta aún más su capacidad para sorprender con sus detalles, su calidad de ejecución y sus contrastes. A esto se añaden una variedad de modelos, de movimientos y de complicaciones que tienen todavía mucho que ofrecer. De modo que, la apropiada renovación de su diseño inscribe a PONTOS en su época, y por mucho tiempo. Elementos que se ven realzados por la voluntad de Maurice Lacroix de elaborar este tipo de modelos de alta calidad a unos precios siempre justos.

Últimas novedades

Conozca las últimas novedades de Maurice Lacroix

© Maurice Lacroix. Todos los derechos reservados