AIKON AUTOMATIC SKELETON - EL IMPACTO ÚNICO DE UN ESQUELETO GRÁFICO

  

DESCUBRA MÁS AQUÍ

 

Maurice Lacroix ha diseñado con maestría un reloj glamuroso y moderno que se caracteriza por su silueta esbelta y sus curvas sensuales. El modelo de 32 mm de acero inoxidable presenta un bisel con revestimiento PVD de oro de 4N y una gran espinela engastada en la corona.

 

Los relojes calados o esqueletizados tienen un gran peso en la historia y la cultura relojera de Maurice Lacroix. Sucesivas generaciones de relojes han incluido este principio gráfico y mecánico, que consiste en vaciar ciertas partes del movimiento y conservar únicamente su estructura portante y funcional. Es inseparable de un estado de ánimo gráfico, que retira lo innecesario a voluntad del diseñador, y del espíritu del tiempo. Maurice Lacroix es todo un pionero de este estilo, ya que el Calypso Skeleton, su primera creación en este sentido, data de 1993. Maurice Lacroix lleva 25 años trabajando la técnica del calado. Siguiendo el espíritu de creación contemporánea, Maurice Lacroix ha incluido un sinfín de detalles nuevos en su AIKON Automatic Skeleton. En una caja AIKON más ancha de lo habitual, modificada para albergar este nuevo tipo de movimiento, Maurice Lacroix presenta por primera vez el calibre ML234. La técnica de calado responde a un nuevo patrón, diseñado específicamente para este reloj. En un cruce entre dos gamas de Maurice Lacroix, el AIKON Automatic Skeleton combina detalles del diseño de los AIKON con características relojeras de la colección Masterpiece. Y tal como mandan las directrices de fabricación de relojes asequibles, este reloj ofrece la mejor relación posible entre calidad, acabados y precio.

Características de lujo
Basada en el diseño del AIKON Quartz de 2016, la caja del AIKON Automatic se inclina hacia un estado de ánimo más masculino y elegante, pero al mismo tiempo más polarizador. Con una anchura de 45 mm y un grosor de tan solo 13 mm, presenta unas proporciones sólidas y armoniosas. Fabricado en acero cepillado y pulido, destaca por los seis brazos del bisel, situados cada dos horas, una marca distintiva de la colección AIKON. Su caja de una pieza, sin asas, incluye dos dientes que descienden hacia la pulsera y le dan su forma curvada.

El AIKON Automatic Skeleton presenta el sistema Easychange de Maurice Lacroix, con unos enganches que permiten cambiar la pulsera de forma fácil y rápida. A la altura de la caja, la piel se ha tratado para albergar dos pequeños dientes verticales, que provocan la apertura de las barras de los muelles. Así se separa la correa de piel de caimán con costuras negras sobre negro y con el logotipo M de Maurice Lacroix. La correa incluye una hebilla desplegable doble que permite ajustar fácilmente su longitud.

Ondas
Diseñado íntegramente para el AIKON Automatic Skeleton, el calibre ML234 es un movimiento mecánico con sistema de cuerda automático. Fruto de una importante remodelación tanto estética como funcional del ML134, uno de los primeros calibres de la Manufactura Maurice Lacroix, este movimiento nace del diseño, y no de la necesidad. Está formado por una serie de cinco círculos concéntricos que recorren en diagonal todo el reloj. Puente tras puente, se exhiben radiantes desde el centro del barrilete, situado a la una.

Estos puentes son negros debido al tratamiento superficial con DLC. Su canal central está más abajo y está arenado. Su silueta está un nivel por encima y está satinada. Todos los componentes se presentan calados: el barrilete, situado en el centro del diseño; el volante; el mecanismo de cuerda, único en su especie; y la masa oscilante. Visible por detrás, presenta un nuevo diseño, con un nivel de calado altísimo, e incluye un dibujo del logotipo de la marca. Un nivel por encima de este entramado mecánico, una esfera de zafiro presenta índices chapados en rodio y un pequeño segundero, a las 6 horas.

Últimas novedades

Conozca las últimas novedades de Maurice Lacroix

© Maurice Lacroix. Todos los derechos reservados